DIA 21 (4 de Agosto)-Ulan Ude

Muy temprano, a las 6:40 de la mañana, ya estábamos en pie. El tren salía a las 7:50 y estaba muerto de sueño aunque había dormido bastante bien. El tren nos esperaba en el anden, preparado para llevarnos a Ulan-Ude, la última localidad Rusa que íbamos a visitar y punto de inflexión del trayecto, donde abandonábamos la ruta transiberiana para adentrarnos en la ansiada ruta transmongoliana.

Estacion de Irkutsk

El tren repitió el trayecto que hicimos el día anterior en el circumbaikal y nos dirigimos hacia el lago Baikal de nuevo, solo que esta vez seguiríamos el trayecto hacia el este bordeando un trozo de lago por la orilla contraria.Bordeando el lago Baikal

El tren vuelve a ser el mismo tipo de tren que nos ha llevado a lo largo de todo nuestro viaje a través de tierras rusas; volvíamos a la rutina.

La verdad es que merece la pena hacer este trayecto de día pues las vistas del lago son impresionantes y si alguien esta haciendo el transiberiano o el transmongoliano como nosotros y no ha parado en el lago Baikal, podrá tener la oportunidad de contemplarlo durante un buen rato mientras el tren serpentea por la orilla.

Camino a Ulan-Ude Casas Siberianas

Nosotros habríamos podido hacer este trayecto por la noche pero decidimos hacerlo de día pues ya habíamos leído por internet que merecía la pena, lo que pasa es que habíamos tenido tanto lago y tanto tren el día anterior que ya estábamos saturados pero sin lugar a dudas, merece la pena poder echar un ultimo vistazo y despedirse del lago de agua dulce mas grande del mundo.

Vida rural en SIberia

Tras pasar por bonitos valles llenos de colores y cruzar algún rio, llegamos a Ulan-Ude. Hacía un día fantástico, con el sol en todo lo alto.

Nos bajamos y la verdad es que no teníamos ni idea de donde estaba el hotel que teníamos reservado así que decidimos coger un taxi pues tampoco queríamos perder mucho tiempo buscando el sitio andando cargados hasta arriba o buscando algún autobús urbano que desconocíamos donde esperar.

Llegada a la estacion de Ulan-Ude

Taxis en la estacion de Ulan-UdeNos dirigimos a un grupo de taxistas que en la estación esperaban y escogimos uno al azar para que nos llevase. Le enseñamos la dirección y el hombre dijo que nos llevaba.

Después de dar un par de vueltas absurdas nos dejó en el hotel. Nos dimos cuenta de que nos había dado un par de vueltas de más para sacarnos más dinero, como no, pero bueno, son esas cosas que son casi inevitables en algún momento del viaje. El caso es que el hotel estaba a 10 minutos andando desde la estación aunque cargados como íbamos y con el calor que hacia no nos dolió haber cogido el taxi.

Hotel Baikal, Ulan-UdeEl hotel era de lo mejorcito que había en el lugar, en la plaza central, solo teníamos un día para visitar la ciudad así que había que aprovechar el tiempo todo lo que pudiéramos. La habitación en si dejaba mucho que desear aunque tampoco era un tugurio.

 

 

Teníamos que subir y andar escaleras un buen tramo hasta llegar a una especie de edificio anexo que es donde estaba nuestra habitación. Estábamos como alejados y embutidos en las entrañas del edificio.

La habitación era básica pero cómoda así que bueno, a esas altura de viaje ya nos conformábamos pero lo que nos fastidiaba era haber pagado por algo que no se correspondía con lo que habíamos visto al reservarlo.

Cabeza de Lenin, Ulan-UdeSin mucho más, salimos a conocer la ciudad. Frente al hotel había una gran plaza con una gran cabeza de Lenin en mitad de ella, una de las cosas más fotografiadas y características de Ulan-Ude. Los edificios respiran comunismo puro, no hemos abandonado la estética soviética, los grandes espacios como la plaza lo delatan, al igual que los edificios de estética austera. Al lado izquierdo del hotel había otra plaza, esta muchos mas estética y bonita con una gran y bonita fuente en el centro donde la gente se sentaba alrededor en bancos mientras se oía música clásica por unos altavoces.

Bonita plaza en Ulan-Ude Bonita plaza en Ulan-Ude 2

Calle peatonal comercial Ulan-UdeAtravesando un arco, se podía llegar a una avenida peatonal con tiendas y sitios para comer, aunque estos últimos no abundaban. Se podía decir que era la zona comercial. Queríamos ir a visitar un templo budista el de Ivolginsky que hay cerca de Ulan-Ude, muy famoso así que decidimos ir hasta la terminal de autobuses que se encontraba al final de esa calle para mirar horarios y la posibilidad de ir pero nos avisaron de que las visitas se acababan temprano y prácticamente no teníamos tiempo de ir a visitarlo, por lo que decidimos finalmente suprimirlo de nuestros planes. Una pena realmente.

Edificio en Ulan-Ude Monumento en Ulan-Ude

La gente en Ulan-Ude es una revelación de que nos encontrábamos en una confluencia de culturas. Hay de todo pero predominan ya los rostros asiáticos que se mezclan con los rubios rusos. Si no fuera por los carteles y los edificios, uno no sabría muy bien decir donde esta, si en Rusia, Mongolia o incluso China.

Carteles rusos en Ulan-Ude Escultura en Ulan-Ude

No nos miraban tanto como en otros sitios y parecía que pasábamos más desapercibidos, hecho que nos hacia sentir más cómodos.

Finalmente tras buscar un sitio decente donde comer, decidimos entrar a una especie de cafetería que por fuera parecía ser la típica cafetería donde comer un trozo de aquello o de esto otro, todo mezclado entre ruso, asiático y occidental. El caso es que guardo un recuerdo agradable, comimos bien y barato.

Coche tuneado en Ulan-Ude Escultura cabeza de Lenin, Ulan-Ude

Anduvimos tomando fotos, mirando internet y mandando algunas postales y el día se terminó sin hacer mucho más. Fuimos andando a la estación de tren para comprobar in situ la distancia y valorar la posibilidad de hacerlo al día siguiente andando y cargados y tal y como habíamos pensado, era algo viable.

Jamon que vendian en una tienda de Ulan-Ude Maquina de vapor sovietica, Ulan-Ude

Realmente nos ha gustado lo poco que hemos visto de Ulan-Ude, ha hecho un día espléndido y ha sido una bonita despedida de Rusia. Al día siguiente partíamos hacia la Mongolia y tendríamos que cruzar la frontera, algo que según comentaban, era un poco pesado y largo.

 <<< IR A DIA 20                                                                     IR A DIA 22 >>>