DIA 9 (23 de Julio)-Visita al mausoleo de Lenin

Hemos pasado la noche tal y como nuestros abuelos la hubieran pasado si hubieran ido de vacaciones hace 50 años, pero no ha sido una mala noche.

Hemos estado mirando un poco lo del cambio de hotel pero hemos desistido. Al bajar hemos pedido información turística en la recepción del hotel pues o no supimos encontrarlo o sencillamente en el centro no hay ningún punto de información.

Hemos preguntado por el horario de visita al mausoleo de Lenin y tras buscar en el ordenador nos ha dicho que solo abrían 3 días a la semana y que hoy era uno de esos días. Nosotros teníamos apuntado otra información pero bueno, pensamos que ella lo sabría mejor aunque teníamos dudas de que nos estuviésemos entendiendo pues ambos niveles de ingles eran bajos y abstractos.

En principio teníamos previsto ir al mercado de Izmailovo el cual teníamos en la puerta del hotel como aquel que dice y el cual tampoco abría todos los días pero hemos decidido priorizar e ir a ver el mausoleo de Lenin esta mañana y asegurarnos el poder visitarlo ya que era una de las cosas que mas deseábamos visitar.

 

Foto de http://www.consumer.es

Foto de http://www.consumer.es

Con todo claro, cogimos el metro hasta la plaza roja. Al llegar, la cola era respetable pero iba bastante rápida así que nos pusimos a hacerla. A todo esto nos fijamos en un cartel que señalaba los días y horas lo cuales ese podía visitar el mausoleo y resultaba que teníamos bien la información y la del hotel estaba equivocada. En fin, al menos ese día estaba abierto pero nos había fastidiado los planes.

Cuando por fin ya nos tocó entrar, lo primero que nos dijeron era que teníamos que dejar las mochilas bolsos y cámaras en una consigna la cual tenia una cola espantosa de gente que recogía y gente que dejaba pero no había mas remedio que hacerla.

Tras esto te hacen pasar por un arco de seguridad. Lo de los arcos de seguridad se lo tienen que hacer mirar porque ahí pitaba todo dios y los policías ni miraban, estaban hablando o mirando el móvil y ni miraban quien pasaba. Sorprendente cuanto menos.

En Moscú hay mucha policía por todas partes, es algo que percibes al poco de estar allí y son numerosas las ocasiones en la que los puedes ver pidiendo papeles a los transeúntes aunque nunca a turistas, siempre a gente que podrían ser inmigrantes y gente con aspecto de ser de determinadas áreas como el sur de Rusia o países limítrofes. Nada muy distinto de lo que ocurre con la policía en España, la verdad.

Tras pasar los arcos de seguridad, pasas por el lateral por una zona donde hay varias estatuas y mausoleos y ya llegas a la puerta de entrada donde bien grande dice “Lenin” escrito en ruso.

Entrada mausoleo de Lenin en Moscu

Nada mas entrar notas el frio que ahí dentro hay. Los policías o guardia del ejercito que custodian la entrada y pasillos del mausoleo son impresionantes. Con la mirada fija y rostro serio dan una imagen sobrecogedora e intimidante. No hay lugar para las bromas.

Sigues el oscuro y frio camino bajando unas escaleras que conducen a la cámara del mausoleo bajo la mirada de los guardias y entonces te das cuenta de la seriedad y trascendencia del lugar donde estas. Finalmente llegas a una cámara oscura en cuyo centro se encuentra el cuerpo de Lenin con la mano derecha cerrada en puño en claro símbolo comunista, dentro de un ataúd de cristal. El silencio es sepulcral, el respeto máximo y todo muy intenso. La cámara es fría pues las condiciones de conservación del cuerpo así lo requieren. Todos los guardias visten grandes abrigos y son de un aspecto intimidatorio, grandes. Muy ruso todo. Me es inevitable recordar la película Danko: Calor Rojo, donde Schwarzenegger hace de policía-militar ruso.

Policia custodia mausoleo de Lenin

Entras por un lateral y rodeas el féretro siempre por delante hasta salir por el lado izquierdo de la sala. Primero subes un par de peldaños que te dejan a una buena altura para verlo. No te dejan pararte pero delante nuestra iban unas personas con rasgos orientales que al ponerse frente a él hicieron una acto de reverencia postrando en señal de respeto. Es un momento histórico sin lugar a dudas y es una ocasión excepcional.

 

No voy  entrar en las consideraciones éticas o morales de esta exposición a la cual el mismísimo Lenin se negaba pero parece que la idea está por encima de la persona y su voluntad incluso, aunque esta persona fuese de alguna manera el creador de todo ello. Quizás Moscú, Rusia, sea eso hoy en día: Lenin expuesto como máximo referente del comunismo frente a unos grandes almacenes que venden productos de lujo.

Creo que aun tratan de asimilar su reciente historia, como si a pesar de haber sucumbido frente al capitalismo el mantener el mausoleo del líder original les proporcionase cierta tranquilidad, como queriendo decir al pueblo que aun el régimen comunista no ha desaparecido del todo.

Pero poco queda en Rusia de aquel régimen comunista, solo un pueblo que lucha por adaptarse a la nueva situación, cuya gente de mas edad aun mira con recelo al extranjero pero en el que se puede percibir que lo intentan y que al fin y al cabo la gente es gente y que están por encima de regímenes y sistemas e ideas. Debe de ser muy difícil y complejo para estas personas de más edad.

El cambio se percibe en la juventud, idéntica a cualquier juventud de cualquier país occidental y que no sabe mirar al pasado porque su pasado es el presente que vive hoy el país.

El caso es que ahí estaba yo, frente al cuerpo de Lenin saboreando la historia en estado puro. Parece irreal, un muñeco de cera, no se, es extraño. Lo ves ahí, impoluto con la mano derecha cerrada en puño, de verdad, es todo muy autentico y no se hasta cuando se va a tener la ocasión de ver algo así pero mi suponer es que algún día no muy lejano el mausoleo se cerrara y posiblemente entierren a Lenin y se le haga un monumento o algo similar. Yo me alegro mucho de haber tenido esta oportunidad que por otro lado, esta prácticamente la alcance de cualquiera.

camara funeraria Lenin

Foto de http://www.publico.es

Seguimos caminado hasta terminar de rodear el féretro y entonces es cuando dejamos nuestro toque en el lugar. Raquel iba delante mía y cuando nos disponíamos a salir vi que Raquel no se había percatado de que había que bajar un par de escalones y andaba sin mirar adelante, mirando el féretro y que se iba a caer escaleras abajo. Instintivamente le solté un: ”cuidado Raquel” con el suficiente volumen como para romper aquel silencio sepulcral. Por un momento pensé que Raquel se caía y que íbamos a liar un espectáculo allí dentro y bueno. Al final Raquel se paro en seco miro adelante y bajo los escalones. Por supuesto no paso nada más, pero a veces nos reímos mucho pensando e imaginando que hubiera pasado si Raquel se llega caer….

Finalmente salimos de allí por el otro lado en un camino prácticamente idéntico al de ida.

Volvimos a salir por el lateral donde se encuentran más estatuas y lo que parecían nichos, imaginamos que conmemorativos o no se la verdad. Directamente fuimos a recoger a la consigna nuestras pertenencias.

Decidimos ir al mercado de Izmailovo pues aun teníamos tiempo así que cogimos el metro y volvimos hacia el hotel que es donde se encontraba el mercado. Compramos unas matrioskas y un par de recuerdos y tras malcomer (unas empanadillas de no se que) nos dirigimos al hotel a descansar un rato.

Entrada mercado Izmailovo

El mercado merece la pena si tienes tiempo. Es autentico y esta lleno de cosas antiguas aunque la verdad es que tampoco deberías de dejar de ver nada en la ciudad por ir al mercado este el cual además tiene un horario y días de apertura limitados. En principio por lo visto era un mercado donde comprar recuerdos mucho más baratos que en el resto de la ciudad pero con el tiempo ha ido cogiendo fama entre los turistas y tampoco es tan barato así que si vais que no sea por ahorrar dinero sino por ver un mercado y rebuscar entre los puestos con antigüedades en los que hay insignias, chapas, postales y demás enseres pertenecientes a distintas épocas.

Articulos comunistas mercado izmailovo Izmailovo mercado Vista del mercado Izmailovo Por el mercado Izmailovo

Ya por la tarde volvimos a acercarnos al centro y estuvimos recorriendo las calles observando y empapándonos de la vida rusa, mirando edificios y a la gente en general, lo que se de dice callejear que no es que nos guste, es que nos encanta. Así hasta la hora de cenar en la que volvimos al hotel. Entre otros lugares, pasamos por delante del teatro Bolshoi pero estaba en obras y tenia una malla en la fachada que impedía hacer una bonita foto del edificio.

Teatro Bolshoi

Nos compramos comida para llevar en un supermercado que había a la salida de la estación de metro. Mola porque había mogollón de cosas, comida que estaba muy buena, nada de comida rápida y estaba muy bien de precio. Eso sumado a la comida que aun nos había sobrado del tren, nos llego para una cena bastante abundante y buena, mucho mejor que la comida del mediodía.

Parada de metro en Moscu Calles de Moscu Iglesia ortodoxa en Moscu Detalle calles de moscu Por el centro de Moscu Rascacielos comunista Detalle hoz y martillo rascacielos comunista Plaza del Manege Izmailovo desde el hotel El osito misa En el mercado de Izmailovo abandonado Izmailovo mercado de antiguedades Matrioskas en el mercado de izmailovo

<<< IR A DIA 8                                                                IR A DIA 10 >>>